Wednesday, February 24, 2016

Sentarme de nuevo frente a este computador significa mucho para mi.
Al comienzo, solo mirarlo me producía unas ganas enormes de llorar. No sé cómo llamarlo... llorar porque nunca más iba a volver a trabajar desde acá durante horas traduciendo quizás qué cosa. Ganas de llorar porque pasé laaargas horas de mi vida con una cosita en mi guatita que me acompañaba mientras trabajaba. Y esa cosita crecía y crecía hasta que ya ni podía sentarme bien... de lado tenía que ser.
Cuando volví del hospital miré mi escritorio y lloré porque nunca nada iba a volver a ser igual.

Ahora, mientras escribo, mi hijita está durmiendo. A veces prendo este aparatito con ella sentada al lado, pero aguanta diez minutos y ya quiere los brazos de su mamá.

Hoy me senté por fin y no lloré. Me alegra tener estos minutitos para mí y saber que aunque todo cambió, es el cambio más lindo que puedo experimentar.

Sé que muchas mujeres pasan por lo mismo luego del parto. A algunas les dura más... a otras menos. A unas les afectan cosas que a otras no, pero de cualquier modo algo nos pasa a todas. Nunca nadie me dijo eso. Es como un acuerdo entre las que ya son mamás. Un acuerdo de no contarle la oscuridad post-parto a las primerizas como yo.
Pero si alguien que lo necesita y lo está pasando y lee alguna vez esto, quiero que sepa que todo estará bien, que no somos las únicas. Es normal y pronto estarán disfrutando de su vida caóticamente hermosa. ;)

Hoy es el cumple de mi esposito. Por fin cambió de folio. Ahora ya son 30.... yo los cumplí hace rato :/
FELIZ CUMPLE AMOR!!

Saludos y abrazos a los que pasan por acá.

3 comments:

David Rey said...

No se si leerán este comentario, pero ya deja de llorar... :P broma. Estoy leyendo y recordando lo que vivíamos, hace poco hice un remember y fue bueno, me hace bien leerles, que linda familia.
Sean bendecidos loquillos, les extraño mucho. Un abrazo grande.

Cristobal Jimenez said...

Lo leímos recién! Un abrazo amigo.

Cristobal Jimenez said...

Lo leímos recién! Un abrazo amigo.